11 mayo 2010

Recetario del estudiante: cómo estudiar literatura



Quizá no os haya pasado, quizá sí y penséis como yo: algunos manuales de literatura son un asco. No todos, por supuesto, pero desde luego ninguno es perfecto; vale que nada lo es, pero mi deber es exigirlo, sobretodo después del pastón que cuestan. Pero lo que falta por un lado, se apaña por otro. Hoy os voy a describir, brevemente, el método que utilizo cuando tengo que escribir un resumen de literatura: qué fuentes usar, cuáles son los datos relevantes y/o interesantes, en qué orden ponerlos.Es mi receta personal, ojo, la que en estos 5 años de carrera me vino mejor; si se os atraganta, haceos una vosotros mismos. Ya lo dice el dicho, "cada maestrillo tiene su librillo".
Ingredientes
La primera norma es un coñazo, pero necesario: no limitarse a un sólo libro. El tito Google puede llevaros hasta algún resumen o incluso un trabajo bien hecho, pero hasta que no hace uno las cosas por sí mismo, no se entera.
 
Los manuales que he manejado (el Lesky para literatura griega y su pariente latino editado por Carmen Codoñer, además del Von Albrecht y algún otro cuyo nombre no recuerdo) son colecciones de artículos escritos por distintos profesores sobre una selección de autores antiguos.

Lo malo:
    • No son nada uniformes. Cada autor trata el tema que se le ha asignado según su costumbre, sin que haya un orden común a todo el manual más allá del típico esquema "vida y obra". Y a veces ni eso. 
    • Presuponen unos conocimientos previos sobre la materia. Empiezan a hablarte de tal o cual obra de Cicerón sin añadir una mísera lista - cosa agradable, sencilla, práctica, que muchos eruditos han relegado al exilio perenne en el apartado bibliográfico.
Lo bueno:
    • La bibliografía. Lo que no encontremos en el artículo seguramente esté ahí; pero hay que tener tiempo, claro, y una buena biblioteca a mano... 
Wikipedia, a pesar de lo podáis pensar, es enormemente útil. Salvo rara excepción no muy extensa, cierto, pero sí clara y sobretodo ordenada. Cuando no encontréis algo, o sea muy poco, consultad la versión inglesa o la italiana (sí, hijos míos, hay que aprender idiomas).

Resúmenes, artículos de revistas especializadas (en papel o electrónicas) o incluso de blogs (siempre y cuando mencionen unas fuentes aceptables1).
Por último, pero muy importante, las notas de clase (propias y/o ajenas). Esas cosillas que dicen los profesores, no por pasar el rato (aunque a veces lo parezca) y a las que vienen bien, de vez en cuando, prestar atención ^ ^.

Pasos
Antes de escribir nada, es interesante plantearse qué queremos hacer: un resumen general, un estudio de algún aspecto concreto, una chuleta para el examen del día siguiente...y a qué profundidad queréis zambulliros. Una vez claros estos puntos, estamos listos para empezar:

- Fijar los puntos a tratar. Personalmente me inclino por el siguiente esquema (2):
  • [FUENTES antiguas para el conocimiento del autor y posibles problemas que tengamos para obtener datos sobre él y su obra] 
  • VIDA : 
    • Fechas: las menos posibles (nacimiento, muerte y sobretodo, época de mayor actividad o acmé) 
    • Vida y contexto histórico: experiencias personales y/o hechos externos que influyeron o quedaron plasmados en la obra. 
  • CONTEXTO LITERARIO: corrientes literarias del momento (en cuál de ellas se incluye el autor que estemos tratando), escritores contemporáneos o cercanos en el tiempo. 
  • OBRA: 
    • Qué escribió, qué se nos ha conservado, [cómo la recibió el público en su día y qué consideración de ella tenemos hoy] 
    • [influencia en la literatura posterior] 
  • ESTILO (3): ¿es arcaizante, innovador, uno más del montón? Características más destacadas [y si queremos ahondar un poco más, organizadas según sean: 
    • elementos de léxico (arcaísmos, neologismos, pŕestamos) 
    • sintaxis: más o menos compleja, en qué sentido lo es...] 
Espero que este esquema os sea útil; el objetivo es que el alumno (o cualquier persona interesada en estudiar) distinga la información relevante de la que no lo es, adquiera un método que agilice el proceso y sepa organizar los contenidos de manera que se asimilen mejor.

Hasta que la Musa vuelva a inspirarme, un abrazo a todos!

Notas

1 Es decir, que se cite a gente respetable en el mundillo; si no tenéis ni idea (lo más normal, por otra parte) consultad a un profesor.

2 entre corchetes los apartados que pueden obviarse en un resumen más general.

3 Los ejemplos sacados directamente del texto son fundamentales para entender esta parte y sin ellos, en mi humilde opinión, no tiene mucho sentido.

1 comentario:

nevtheraven dijo...

El comentario llega un poco tarde pero llega. Yo también tengo el de Codoñer y certifico que hay capítulos que son difíciles de tragar. Para literatura griega tengo el editado por Easterling y Knox y me parece que el estilo está mucho más cohesionado y va más al texto en sí y al análisis de las obras que a la "vida y milagros".

Por lo demás, me parece una entrada estupenda, porque hay un montón de profesores que no tienen ni idea de explicar literatura. No quiero ofender a nadie pero sé que hay muchos titulados en cualquier filología (y con nuestro estupendo sistema educativo a veces ni eso) que acabaron en sus carreras de letras por rebote y odian la literatura y la lingüística. He oído de boca de mis compañeros verdaderas historias para no dormir de cómo sus profesores organizaban sus asignaturas.En fin, lo dicho, que sé que no todo el mundo es así y que independientemente del motivo por el cuál han acabado en ese trabajo, hay gente muy competente y muy profesional.

Sin embargo, a todos nos viene bien aprender y esta guía me parece muy útil. Yo sólo añadiría una cosa que ya me indicaban mi profesora de COU [antiguaaaaaaaaaa XD] y que creo que es buen broche para cualquier resúmen o respuesta de examen "el estado actual de la cuestión". Por ejemplo, acerca de Homero, ¿hacia qué lado cae la balanza en la actualidad: un autor, dos, el youtube de la antigüedad?

Nada más, sigo triscando por el blog.

Bye ^_^

Nevtheraven