01 enero 2011

2011, sueños y proyectos

Buenos días (o buenas tardes) mis queridos imberbes, en este el primer día del año 2011. Algunos estaréis de resaca, otros ni siquiera os habréis despertado todavía y más de los que pensamos tendrán llevarán un buen rato en pie. Día uno. Multitud de sentimientos y recuerdos quedan atrás; risas, lágrimas y miradas llenando una sección en el álbum que no volverá a llenarse.

Nunca he sido partidario de hacer una lista de "(buenos) propósitos para el año nuevo", pero creo que la culpa de ello la tiene mi vagancia y no la falta de utilidad de una cosa así. Porque marcarse metas y compartir con los demás los sueños que nos broten es bueno ¿Cómo? ¿Que eso es lo que dice todo el mundo? ¿Que al final no los cumples? ¿Que qué le importa al resto? Las preguntas así las tiro a la basura antes de que el aire escape de mis labios. El primero que suele olvidar / abandonar / cansarse de sus proyectos soy yo. Pero si no lo sigo intentando, nunca llegaré a ninguna parte; acabaría como Pródromo el pobre, haciendo chiste para las generaciones futuras de una vida desgraciada.

Cuando abrí el blog, una de mis ilusiones era que sirviera para despertar en otros el interés por la filología clásica - tal y como un servidor la entiende. En esa línea, para este año tengo unas cuantas ideas:

  • Compartir opiniones sobre lecturas que vaya haciendo; es decir: ponerme a leer de una puñetera vez, fijando una rutina diaria o semanal. O algo. Adolezco de sequía literaria desde hace años, y ahora que vuelven las ganas hay que aprovechar.
  • Escribir con más regularidad. Conforme haya más contenido podría distinguir "niveles": secundaria, universidad, investigación. Por un lado no me quiero dejar atrás nada, pero por otro estoy solo así que...tiempo al tiempo.
  • Bloguear en otros idiomas. Desde la reseña que le hice al bueno de Paul (en realidad casi desde que conocí su blog) estuve dándole vueltas a crear una versión inglesa de Latín para Imberbes y últimamente me ronda la utópica fantasía de niponizar el blog ¿enseñar latín a japoneses?¿por qué no? Por desgracia, mi nivel en japonés es bastante pobre; pero se aceptan colaboradores...Ahí lo dejo caer.
Os deseo a todos mucha suerte este 2011, que aprovechéis a tope lo que queda de vacaciones, y cuando volvamos al curro: ¡a trabajar con alegría y entusiasmo! Mientras dure...XD.

¡Un abrazo muy fuerte a todos!